domingo, 4 de septiembre de 2011

-Permacultura (10 mandamientos)-

Recordad que desde el punto de vista de la permacultura una vida sostenible es la que no conlleva costes energéticos ni causa daños al hombre como individuo, a la sociedad en su conjunto (y a las generaciones venideras) ni al ecosistema.




Los mandamientos de una vida Permacultural


1. No pagarás. Se refiere a producir los propios alimentos, luz, agua, gas. No comprar alimentos ni recursos agotables. La salud mental de una persona se puede medir en euros o dólares; cuanto más gasta más enferma está, mayor es su debilidad mental.


2. Trabajarás lo menos posible. De esto sabemos bastante, la Permacultura nos enseña a producir sin trabajar la tierra, sin limpiar, desmalezar, sin sacar piedras, pasto, sin podas ni injertos. Prácticamente nada. Si dejamos de pelear contra la naturaleza dejamos de trabajar y de gastar energía y recursos.


3. Harás lo que te gusta y cobrarás por ello. En vez de luchar toda la vida para ganar tanto dinero que me permita dedicarme a hacer lo que me gusta, se trata de dedicarme a lo que me gusta desde el principio y todo lo que gane, por poco que sea, será excedente. Las tareas manuales son tan motivo de orgullo como las intelectuales. Es preciso dignificar el trabajo para no obligar a estudiar a quien gusta de un oficio. Queremos un país donde no haya un pescador que sueña con ser ingeniero, ni un ingeniero que sueña con ser pescador.


4. Cambiarás tus gustos de acuerdo a tu conveniencia, no a la conveniencia de las grandes empresas. Los esclavos de antes eran los trabajadores y los de ahora somos los consumidores, El medio esclavizante era el látigo, ahora es la creencia de que tal cosa da placer. Nos hacen creer que comer plástico, beber pintura, ser chofer de sí mismo nos va a dar placer, que el lugar agradable está a 1.000 Km. de mi casa, y que vale la pena arriesgar la vida en las rutas para ir todos los años. Las agencias de turismo de cada país dicen que la felicidad


La mayoría de las horas del día están dedicadas a trabajar para comprar de esa felicidad, el descanso y las vacaciones están para cumplir con ese mandato en forma intensiva, y los momentos de ocio para que nos inculquen lo que a las grandes empresas le conviene.


Somos programables y auto-programable, nos auto-programamos de acuerdo a la ambición y la violencia que vemos en las películas y en el Mundo. Nos programamos de acuerdo a la mala onda de las novelas y luego sufrimos desgracias amorosas. Si existe la libertad, eso es elegir la auto-programación que le conviene a uno.


5. Tu trabajo tiene que servir para llenar el estómago y el ego. No basta con ganar dinero. Si uno hace lo que le gusta, el trabajo sirve para sentirse útil, para aprender a ver el mundo, para ocupar un puesto en el grupo social y sobre todo para levantar la autoestima. [Plagio de (Lo pequeño es hermoso) de Frid Schumacher] Todo trabajo que hagas debe darte dinero y orgullo. Si tocas la guitarra en los trenes no alcanza con el dinero, es necesario el aplauso.


6. Harás lo que debes hacer aunque seas el único. Para saber si algo está bien o mal te preguntarás: ¿Qué pasa si lo hacen todos los habitantes de Mundo durante miles de años? Si no pasa nada está bien. Si no es aplicable en forma permanente está mal. Pero hay otra idea instalada en la sociedad que dice: “Si no lo hacen todos no sirve, por ese motivo no lo hago yo”. Por eso aquí se propone que uno haga lo correcto aunque sea el único, y le diga a otro que lo haga aunque sea el único y este a otro y así siguiendo.


7. La relación moral es la interdependencia. La relación de dependencia es inmoral para ambas partes. La libertad es amoral (ni buena ni mala) si soy libre no perjudico a nadie pero tampoco le sirvo a nadie. En la interdependencia ambas partes se beneficia pero tienen la libertad de cortar la relación, es permanentemente optativa. No es posible que las partes pasen de la dependencia a la interdependencia. Sí desde la libertad. Es condición necesaria que cada parte sea autosuficiente para establecer esta relación. Hablamos de relación entre plantas, animales, personas, instituciones y países.


8. Buscarás tu basura interior, la perdonarás y la convertirás en fuerza. A la basura interior llámela vanidad, ambición, egocentrismo, manipulación, etc., según sea su caso. Para entender cabalmente este mandamiento es necesaria una experiencia previa. Hay que aprender a hacer compost sin la formación de líquidos ni olor a podrido. Las personas que han hecho esto han sentido que transformaron algo inútil y repugnante en agradable y valioso, también se han preguntado ¿qué pasa si hago esto con otras cosas de la vida? Es importante practicar este mandamiento con la basura de afuera antes que con la de adentro.


9. Buscarás cómo sacar provecho de los malos sin que dejen de ser malos. Una vez que has visto y perdonado tu basura puedes comprender y perdonar a los “malos” Incluso puedes establecer provechosas relaciones de interdependencia sin intentar cambiarlos.


10. Cambiarás estos mandamientos de acuerdo a tu conveniencia.

Fuente: http://dialogoconlatierra.blogspot.com/2011/08/los-mandamientos-de-la-permacultura.html

2 comentarios:

Miguel Illescas dijo...

No sabía lo que era la permacultura, pero esta misma filosofía, es mi filosofía de vida. Que curioso ¿No?.
Creo que muchos de estos mandamientos, tienen su raíz en la lógica, y una persona sensata debe intentar aplicarlos en su mayor parte.
Un saludo.

Shintay dijo...

El problema es que no se aplica la lógica en demasiadas ocasiones en los tiempos en que vivimos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...